El Módulo de Resolución de problemas implica una visión diferente de la enseñanza, en donde los contenidos sólo son el medio para ejercitar y desarrollar las habilidades que permiten procesar e interpretar la información que nos rodea, encontrando soluciones a situaciones nuevas. Se propone un desarrollo en forma de taller, para dar oportunidad a que los alumnos realicen procedimientos para la percepción, clasificación, comparación, inferencia y verbalización de la información; al mismo tiempo que aplican técnicas gráficas que les permitan precisar las relaciones entre los elementos de una situación o problema y la búsqueda de soluciones lógicas a los mismos.

La necesidad de comprender el planteamiento de problema, el análisis y síntesis de los elementos que lo conforman y la búsqueda de soluciones, se sustentan en una base de habilidad verbal, pensamiento deductivo, inductivo y lógico, sin los cuales los alumnos se encuentran sin las herramientas básicas para un desempeño exitoso en actividades académicas de áreas como la matemática, el español y la informática y en ámbitos más amplios como el profesional o la propia vida diaria.

Si bien es cierto, que se adquiere experiencia para enfrentar cierto tipo de situaciones con el paso del tiempo y de manera empírica, un proceso sistemático y metacognitivo proporciona estrategias y técnicas que se perfeccionan con la aplicación, siendo el medio para la adquisición de otras disciplinares o profesionales.